La ASOCIACIÓN “SAN RAFAEL” DE ALZHEIMER Y OTRAS DEMENCIAS es una entidad de auto-ayuda, sin ánimo de lucro, declarada de Utilidad Pública, en virtud de la orden del 19 de septiembre de 2001. Está formada por familiares de personas con Alzheimer, así como por colaboradores profesionales de la Psicología, Medicina, Trabajo Social, Enfermería, Jurídicos y otras disciplinas implicadas en la atención de dichos enfermos. Partimos de una visión global de la demencia y reivindicamos un concepto integral de salud, de investigación y de dotación de recursos asistenciales.

Desde su creación en el año 1996, nuestro objetivo prioritario ha sido el de mejorar la calidad de vida de las personas con Alzheimer u otras Demencias y de los familiares afectados. En la actualidad cuenta con un número de 460 socios, los cuales colaboran, junto con entidades públicas y privadas, en el sostenimiento de las diferentes actividades que se realizan en la misma.

Inició sus trabajos en 1997 con la puesta en marcha de un Servicio de Información y Servicios Sociales para los familiares de estos enfermos; charlas, conferencias, participación en programas radiofónicos y artículos de prensa fueron los elementos utilizados para poner en conocimiento a la sociedad CORDOBESA esta enfermedad y sus consecuencias. En este mismo año se iniciaron las terapias para los familiares de enfermos, dirigidas de manera voluntaria, por un doctor y una psicóloga.

En el año 2002 se diseñan y desarrollan, terapias no farmacológicas para los enfermos; en el 2003 se puso en marcha la Unidad de Estancia Diurna (U.E.D en adelante). Las personas con Alzheimer van perdiendo progresivamente de forma insidiosa las distintas capacidades cognitivas y físicas. Por ello es fundamental que en las primeras fases de la enfermedad se estimulen y trabajen las facultades que aún no se han perdido con el proceso de deterioro de la enfermedad, para mantenerlas durante el mayor tiempo posible.

Con este tipo de terapias como efecto colateral se consigue que las familias que habitualmente se encuentran muy limitadas por el trabajo que supone cuidar al enfermo diariamente, dispongan de tiempo para sí mismos y/o obligaciones (familiares, laborales, etc.), y puedan realizar otras actividades con la tranquilidad de saber que están bien atendidos.

Actualmente prestamos nuestros servicios en un edificio propio de 1500 metros cuadrados construidos, gracias a los esfuerzos realizados por las Juntas Directivas tanto actual como anteriores. Ademas, contamos con un Centro de Intervención Terapéutico frente a nuestra sede en el que realizamos Terapias No Farmacológicas a personas con demencia en un estado leve-moderado.